En el artículo de hoy vamos a seguir nuestra línea de Estrategias en Google Ads, y vamos a centrarnos en qué son las (valga la redundancia) estrategias de puja en la plataforma de pago de Google y de qué forma pueden ayudarnos a conseguir nuestros objetivos.

Antes de seguir leyendo y profundizar en este tema, te recomendamos que eches un vistazo a nuestros anteriores artículos ya que tocamos conceptos como el nivel de calidad, palabras clave, etc. que te ayudarán a comprender mucho mejor de lo que vamos a hablar hoy. Dicho esto, empezamos.

¿Qué son las Estrategias de Puja?

La estrategia de puja es la configuración que mantendrán nuestras campañas a la hora de pujar por nuestras palabras clave. En función del tipo por el que optemos podremos definir nosotros mismos la puja o lo hará Google, se basará en un tipo de objetivo u otro, etc., por lo que es de vital importancia en nuestras campañas. En función de lo que queramos conseguir tenemos distintas estrategias que nos ayudarán en gran medida a optimizar nuestro trabajo en Google Ads. 

Tipos de Estrategia de Puja y Consejos

A continuación vamos a hacer un listado de ellas y te daremos unos consejos breves para que sepas cuando es mejor aplicarlas:

  • CPC Manual: Este es el tipo de puja tradicional en que nosotros marcamos hasta cuanto estamos dispuestos a pagar por clic en nuestra palabra clave. Es el método que nos otorga un mayor control sobre lo que pujamos y es el que funciona de forma 100% manual sin ningún tipo de interferencia de Google.

Te recomendamos este tipo de puja si realmente tienes claro que no quieres sobrepasar x cantidad por cada clic y quieres tener un control muy estricto sobre lo que vas a pujar por tus palabras clave.

 

  • CPC Manual Mejorado: Como el anterior, este sistema de puja usa la puja que nosotros hayamos definido, pero esta vez le damos a Google cierta libertad para que puje un poco más en caso de que detecte “señales” que le hagan pensar que ese clic tiene más posibilidad de convertir. Es decir, nosotros quizás hemos marcado 0,50€ como CPC máximo, pero si Google detecta que ese clic puede ser muy valioso, puede pujar más ya que tiene más posibilidades de convertir. Para utilizar esta estrategia es obligatorio medir conversiones en nuestra cuenta, y es vital que se midan correctamente.

Esta estrategia es la versión “mejorada” de la anterior y te recomendamos que la utilices siempre y cuando midas bien las conversiones. Conservamos el control de la puja pero aprovechamos el aprendizaje automático de Google para potenciar nuestras conversiones.

 

  • Maximizar Clics: Esta estrategia es totalmente automática y permite a Google pujar como él crea conveniente para conseguir la mayor cantidad de clics posible con el presupuesto que nosotros hayamos definido. Es importante destacar que si así lo queremos, podemos marcarle a Google un límite de puja que no queramos superar. Es decir, si le decimos que el límite es 1€, se centrará en conseguir el mayor número posible de clics sin sobrepasar ese límite.

Te recomendamos esta estrategia en caso de que quieras conseguir el mayor tráfico posible a tu página web y no te interese tanto el conseguir conversiones. También es muy buena idea marcar un límite de puja para que no se nos pueda disparar demasiado.

 

  • Maximizar Conversiones: Este tipo de puja funciona exactamente igual que la anterior pero en este caso el sistema se centrará en conseguir el mayor número de conversiones con nuestro presupuesto en vez de clics. Como es evidente, tenemos que hacer un buen seguimiento de conversiones para que funcione.

Este tipo de estrategia está recomendado en aquellos casos en que tenemos inversiones bastante grandes y lo que nos interesa es conseguir el mayor número de conversiones independientemente de lo que nos cueste conseguirlas. Si este no es tu caso esta estrategia no suele funcionar demasiado bien, ya que prioriza el número de conversiones antes que su coste invididual.

 

  • Maximizar Valor de Conversión: Funciona de forma parecida a Maximizar Conversiones, pero en este caso Google se centra en conseguir el mayor valor de conversión en vez de el mayor número de conversiones. Para que esto funcione nuestras conversiones tienen que tener un valor asociado como por ejemplo las ventas de un ecommerce.

Como en el caso anterior, está recomendado en grandes inversiones en que nos interese conseguir la mayor facturación posible sin tener demasiado en cuenta lo que nos cueste conseguirla con nuestro presupuesto.

 

  • CPA Objetivo: Esta estrategia de puja se parece mucho a Maximizar Conversiones, pero en este caso en vez de decirle a Google que consiga la mayor cantidad posible de conversiones independientemente de su coste, nosotros podemos definir cual es el coste por adquisición (CPA) que queremos marcar para ellas. Es decir, si marcamos un CPA de 20€, el sistema se centrará en conseguir el mayor número posible de conversiones intentando no exceder esos 20€ de límite por cada una.

Es importante tener en cuenta que el CPA que marcamos es una aproximación, por lo que Google puede conseguir esas conversiones un poco por encima o por debajo de ese precio. Aquí es dónde entraría en juego nuestra capacidad de optimizar campañas, palabras clave y anuncios para facilitarle el trabajo a la herramienta.

Te recomendamos usar esta estrategia cuando tengamos claro que CPA es nuestro objetivo, y nuestras campañas lleven en funcionamiento un tiempo para que el sistema pueda funcionar correctamente. Si estamos consiguiendo nuestras conversiones a 25€ de media, pasamos a este sistema y de golpe le indicamos que las consiga a 10€, no nos funcionará correctamente y es posible que nuestros anuncios no salgan, por lo que es vital que marquemos objetivos de CPA razonables basados en nuestro histórico.

 

  • ROAS Objetivo: Igual que CPA objetivo es Maximizar Conversiones de forma controlada, ROAS Objetivo es Maximizar Valor de Conversión del mismo modo. En este caso nosotros definimos un ROAS (Return On Ad Spend) objetivo, y Google se centra en conseguir el mayor valor de conversión posible teniendo en cuenta cuál es nuestro retorno objetivo.

Si por ejemplo nosotros marcamos un ROAS del 400%, le estamos indicando a Google que por cada 1€ que invirtamos en publicidad, queremos conseguir 4€ de retorno (ROAS = Valor de conversión / Inversión en Publicidad * 100).

Como en el caso anterior, te recomendamos usar ROAS Objetivo si quieres tener un mayor control sobre nuestro retorno, siempre y cuando marquemos un objetivo razonable basado en nuestro histórico.

 

  • Cuota de Impresiones Objetivo: Esta última estrategia de puja no se centra tanto en los clics y las conversiones, si no que nos permite marcar en qué porcentaje de las impresiones totales de nuestras palabras clave queremos aparecer. Si marcamos un 100% Google se centrará en hacernos aparecer en TODAS las búsquedas que tengamos contenidas en nuestras palabras clave. Además, con este sistema no solamente marcamos en qué porcentaje total queremos aparecer, si no también en que posición de la página de resultados queremos hacerlo. Podemos escoger entre primera posición, posición superior de la página o cualquiera (podríamos aparecer en los anuncios de la parte inferior).

En este caso debemos saber que también podemos definir un límite de puja para que Google no pueda pujar hasta dónde él quiera intentando hacernos aparecer siempre en primera posición para el 100% de las búsquedas que hagan los usuarios. Eso sí, si marcamos un límite demasiado bajo y tenemos un objetivo ambicioso (primeras posiciones y un alto % de impresiones por ejemplo) es muy posible que como en CPA y ROAS objetivo, nuestros anuncios no salgan ya que Google no puede conseguir esos resultados.

Te recomendamos usar esta estrategia cuando quieras hacer campañas de branding en Google y quieras asegurarte de que tu marca siempre aparezca para x búsquedas, o quieras tener la certeza de que siempre sales primero o al menos en primeras posiciones.

Estas son todas las estrategias de puja que puedes usar en la gran mayoría de campañas de Google Ads (nos faltarían algunas concretas para las campañas de vídeo que dejaremos para futuros artículos del blog). Recuerda que todos los consejos que te ofrecemos dependen en gran medida de cada sector y de cada cuenta, y que ninguna estrategia es perfecta, por lo que deberías testear hasta encontrar la que mejor rendimiento te ofrezca.