Bienvenidos un viernes más a nuestra sección del blog dedicada a las estrategias en PPC. En el artículo de hoy volveremos a centrarnos en Google Ads, y recuperaremos un tema que estamos tratando mucho últimamente: Google Shopping. Estos últimos años Google ha estado dando muchísima importancia a las estrategias inteligentes de puja y las automatizaciones, y en el caso de su servicio de comparación de precios el resultado han sido las campañas de Smart Shopping.

Este tipo de campañas funcionan de una forma muy similar a como lo pueden hacer las campañas de Smart Display respecto a las campañas habituales de Display. En las campañas de Smart Shopping solamente podremos disponer de un grupo de anuncios, y no tendremos ningún control sobre la puja de nuestros productos. Podremos escoger entre Maximizar el valor de conversión, o un objetivo de ROAS.  Además, como en el caso del Display, se nos restringirá el acceso a la gran mayoría de datos: no podremos consultar términos de búsqueda, no se podrán añadir palabras clave negativas, no podremos excluir canales como YouTube o Display, entre otras varias funcionalidades que sí tenemos en el Shopping «normal».

Este tipo de campañas responden a la tendencia de Google de automatizar todos los procesos y quitarle «poder de decisión» al anunciante y dejar la gran mayoría del trabajo al algoritmo. Aún con todo y pese a tener un menor control de nuestras campañas, está demostrado y lo hemos comprobado nosotros mismos, que este tipo de campañas son una herramienta poderosísima a la hora de conseguir ventas en nuestro ecommerce. No solamente se puede conseguir un rendimiento muy bueno, si no que además nos permite estar menos por la gestión de las campañas, y más por nuestra web, nuestros productos, etc. que al final son el elemento clave de cualquier campaña de Google Shopping.

Teniendo en cuenta todo lo anterior y basado en nuestra experiencia en la agencia con este tipo de campañas, aquí van un seguido de tips y consejos para que tú también puedas exprimir al máximo las campañas de Smart Shopping.

Antes de Smart, prueba Manual

Pese a que el artículo que hoy nos ocupa trata de las campañas de Smart Shopping, el primer consejo que te vamos a dar es que antes de saltar a campañas puramente automáticas, primero pruebes a empezar con una campaña de Shopping normal. Las campañas clásicas de Shopping te permiten consultar términos de búsqueda, controlar pujas, crear tú mismo una estrategia de Remarketing Dinámico (recuerda que Smart Shopping ya lo incluye de base), etc. y en definitiva, conseguir un primer histórico de datos de gran valor tanto para ti como para Google.

Cualquier tipo de campaña inteligente o puja automática se basa en tu histórico de datos para empezar a funcionar y ser optimizada. Si antes de crear una campaña de Smart Shopping con un gran presupuesto tenemos un histórico de datos y un ROAS medio, será mucho más fácil para el agoritmo empezar a obtener un buen rendimiento ya que Google tendrá algo en lo que basarse para empezar a optimizar. 

Dicho esto, en varios casos hemos empezado directamente con una campaña de Smart Shopping por necesidades del cliente y se ha conseguido un buen rendimiento, por lo que tampoco queremos decir que sea mala idea empezar directamente con una campaña inteligente. Es buena idea saltar directamente al automático si no tenemos mucho tiempo para optimizar nuestras campañas, y queremos empezar a conseguir resultados de forma rápida.

Sigue optimizando tu feed de datos de producto y tu web

Esto es casi más importante que en una campaña de Shopping normal, ya que en las campañas de Smart Shopping no tendremos casi información que consultar, y dependeremos en gran medida de que nuestros productos estén bien optimizados para conseguir un buen rendimiento en nuestra campaña. Muchísimas personas piensan que esto ya no es tan importante debido a que «Google se encarga de todo por mí», y se olvidan de que cuanto más automática es la estrategia de puja o el tipo de campaña, más importante es que los datos que le proporcionemos sean de la mayor calidad posible. 

Tenemos que procurar rellenar todos los campos posibles dentro de nuestros productos en Merchant Center y optimizarlos para que incluyan palabras clave (¿recuerdas que hemos dicho que es buena idea empezar con una campaña de Shopping manual para poder tener históricos de este tipo?) y la mayor información posible, y tenemos que asegurarnos de que nuestra web funciona correctamente y facilita el proceso de compra para que Google pueda optimizar al máximo todo lo que nosotros ya no podemos modificar.

Organiza correctamente tus grupos de productos

Pese a que solamente se puede disponer de un grupo de anuncios por campaña de Smart Shopping, es vital que organices ese grupo para poder analizar el rendimiento de tus productos. Hay muchas formas de organizar tu campaña: puedes organizar por tipo de producto (las categorías de tu web por ejemplo), por marca de los productos, por etiquetas personalizadas que hayas asignado a tus productos, precio, etc. Sea cual sea tu método de organización, te permitirá analizar el catálogo de productos siguiendo un orden y por lo tanto pausar o activar productos en función de ello.

Pese a que Smart Shopping se optimiza de forma automática, si has organizado tus productos de forma correcta, podrás detectar si x categoría no está funcionando, si y marca no consigue el ROAS esperado, o si directamente hay que parar un producto concreto porque se ha invertido mucho en él y no ha conseguido casi ventas. Como siempre, por mucho que el algoritmo esté trabajando para ti, es vital que nosotros hagamos algún tipo de filtro y pausemos productos que no cumplen con nuestros objetivos.

Además de una buena organización dentro de la campaña de Smart Shopping, recuerda que aunque no puedas crear más de un grupo de anuncios por campaña, sí puedes crear múltiples campañas, por lo que podrías dedicar presupuestos separados en función de lo que necesites. Eso sí, ten en cuenta que la recomendación de Google y lo que suele funcionar mejor es tener el catálogo completo de productos en una misma campaña, por lo que ten cuidado si creas demasiadas campañas distintas ya que podría verse afectado el rendimiento global (especialmente si no dispones de un catálogo muy extenso o con gran volúmen de tráfico). Como siempre: testea y valora antes de decidirte por una opción o por la otra.

Experimenta con el objetivo de ROAS de tu campaña

Una buena forma de empezar una campaña de Smart Shopping es marcar como objetivo Maximizar el valor de conversión y dejar pasar un par de semanas para ver qué ROAS puede obtener Google con tu catálogo de productos, pero una vez ya dispones de histórico suficiente con ello, o ya partías de una base de campañas manual y por lo tanto un ROAS anterior, deberías empezar a probar de asignar un ROAS objetivo a tu campaña de Smart Shopping.

Imaginemos que has marcado un 400% de ROAS y tu campaña consigue cumplir ese objetivo y agotar todo el presupuesto que le has asignado. Una forma de mejorar el rendimiento de tu campaña sería en vez de asignar más presupuesto, aumentar el ROAS objetivo a 500%, dejar pasar un cierto tiempo y analizar si se sigue cumpliendo el nuevo objetivo de ROAS y se consume toda la inversión. De esta forma conseguirías más beneficio invirtiendo lo mismo. Este tipo de acción es a lo que nos referimos con que experimentes con tu objetivo de ROAS. Ve testeando cuál es el punto de equilibrio entre consumir toda la inversión y mantener el ROAS que hayas marcado.

NO lo dejes todo a la optimización

Si te fijas, en todos los anteriores consejos hemos hablado de automatización y de las pujas automáticas y demás conceptos que suenan genial ya que nos evitan tener que trabajar tanto. Esto puede llegar a hacernos creer que estas campañas funcionan solas y que las podemos dejar en piloto automático que siempre lo harán bien. Esto NO es cierto y tenemos que estar muy atentos a la hora de parar productos, analizar nuestros grupos, ver si nuestra competencia tiene mejores precios, todo funciona correctamente en nuestra web, han entrado nuevos competidores, etc. Hay miles de factores que pueden influir en el rendimiento de nuestras campañas por mucho que sean automáticas, por lo que siempre dedícales tiempo y analiza resultados para que puedas ir mejorando poco a poco.


Siguiendo los anteriores consejos así como todo el resto de artículos que hemos ido escribiendo estos últimos meses creemos que podrás conseguir sacarles el mejor rendimiento posible a tus campañas de Smart Shopping, por lo que si quieres seguir estando informado de todo lo relacionado con el marketing online y quieres seguir aprendiendo más, estáte atent@ a nuestras redes sociales y blog para enterarte de cuándo subimos artículo. ¡Nos vamos leyendo!