Bienvenidos una vez más a una nueva entrega de Estrategias en Google Ads, en esta ocasión vamos a seguir con la línea que iniciamos hace unos días sobre Google Shopping. En el artículo anterior hablamos sobre los errores más comunes en Shopping y como remediarlos, y si recordáis, el primero era no optimizar nuestro feed de productos en Merchant Center. Hoy vamos a centrarnos en ello, y conoceremos una serie de consejos que nos ayudarán a optimizar nuestro feed de productos, ya que es el elemento clave para el buen funcionamiento de nuestras campañas de Google Shopping.

Introducido el tema de hoy, empezamos ya, así que ponte cómodo y toma nota de estos consejos.

1. Céntrate en el título de tus productos, es el campo más importante

Si no se dispone de tiempo y se nos preguntase qué es lo más importante en cualquier ficha de producto de Google Shopping la respuesta es sencilla: el título. Es uno de los elementos más visibles junto con la imagen del producto, y es en lo que se basa Google para hacer aparecer nuestro producto en las búsquedas de los usuarios. Hay que intentar que en el título del producto conste la marca, la categoría, especificaciones, etc. del producto que consideremos más relevantes de cara la búsqueda del usuario. Cuanto más al principio del título indiquemos algo más relevancia le dará Google, por lo que dependiendo del tipo de producto puedes indicar primero la marca, o quizás una característica principal del producto.

2. Usa palabras clave en títulos y descripciones

Igual que Google se basa en el título de nuestro producto para ofrecer a los usuarios unos resultados de búsqueda, también usa todo el contenido que añadamos en las descripciones. Es por ello que una muy buena práctica es usar palabras clave tanto en nuestro título como en nuestras descripciones.

En el título recomendamos añadir una palabra clave principal al inicio, pero es mejor no pasarnos ya que es preferible que el nombre del producto sea algo «orgánico» en vez de un texto para un robot (siguiendo las pautas del anterior consejo). En la descripción sí tenemos más libertad para escribir, por lo que te recomendamos que consultes qué términos de búsqueda están convirtiendo en tus campañas (no solo en Shopping, también en Búsqueda si tienes) y los incluyas en las descripciones de tus productos. Eso sí, recuerda que como en el título deberías escribir una descripción que tenga sentido y no sea una fila de palabras clave ilegible.

3. Añade las categorías de producto de Google Shopping a tu feed

Google dispone de una taxonomía de productos que usa para categorizar todos los productos que entran en Google Shopping. Este es un campo que deberías rellenar para todos tus productos, ya que es lo que le indica a Google dónde debería clasificar nuestro producto dentro de todas las categorías disponibles. Como siempre en Google Shopping, cuanta más información le demos al robot, más visibilidad obtendremos y por más búsquedas potenciales podremos aparecer, por lo que siempre intenta añadir la categoría de Google a tus productos.

Cuando estés seleccionando una categoría de producto tenemos que fijarnos en cuál es la más precisa y concreta para nuestros productos, ya que hay cientos de ellas y van desde lo más general lo más específico. Es muy importante que seleccionemos la que sea más adecuada.

Te dejamos un link a la ayuda oficial de Google donde puedes descargar en Excel toda la taxonomía completa para que puedas categorizar tus productos correctamente.

4. Presta mucha atención a las imágenes de tu producto

Esto es algo que muchas veces pasa desapercibido ya que no es un campo de texto que podamos optimizar en un Excel o directamente en nuestro feed de datos, y es igual o más importante que el título de nuestros productos. Google Shopping no es la red de búsqueda, aquí el producto entra por los ojos ya que siempre viene acompañado de una imagen, por lo que tenemos que asegurarnos de que dicha imagen sea de la mayor calidad posible y represente correctamente nuestro producto.

Tus imágenes deberían tener la mayor resolución posible, deberían presentarse con un fondo blanco, ofrecer distintos puntos de vista del producto o de sus características en las imágenes adicionales (especialmente importante en moda por ejemplo), y en definitiva, «vender» tu producto.

5. Rellena todos los campos posibles de tus productos

Pese a que ya hemos hablado de los campos más importantes de nuestro feed de productos, hay una serie de campos más que pueden ser muy importantes y deberías rellenar. Te dejamos algunos de ellos:

  • MPN/GTIN: Los identificadores numéricos de los productos son fundamentales para indicarle a Google qué producto concreto estamos vendiendo. Es algo especialmente importante en sectores en que muchos competidores ofrecen el mismo producto.
  • Marca: Especialmente importante si la marca de tu producto es un factor de peso en el producto (si vendemos productos de una marca famosa es vital que conste en el feed)
  • Color/Material/Talla/Grupo de Edad/Sexo/Condición: Pese a que son campos «menores» toman especial importancia en sectores como la moda en que sí son un campo crucial de cara a la venta de nuestros productos. Siempre que alguno de estos campos sea relevante para nuestro producto deberíamos tomarnos el tiempo para rellenarlo.

Teniendo en cuenta los anteriores consejos podrás dotar a tu feed de productos de más información clave para obtener una mayor visibilidad, y a la vez mejorar tus fichas de productos para que tengan una mejor conversión y un mayor CTR entre todo el resto de productos que pueden aparecer en una consulta de Google Shopping. Te recomendamos que empieces a aplicarlos cuanto antes en tus campañas, y te invitamos a que nos dejes en comentarios si te han servido para mejorar.

Si quieres aprender más sobre Google Shopping o cualquiera de las otras herramientas presentes en Google Ads, no dudes en seguirnos en nuestras redes sociales y estar atento a nuestr blog para enterarte de cuando volvemos a publicar un artículo. ¡Hasta la próxima!